Actualizado el 06 de junio de 2019

Palabras clave
Exposiciones, Museos
Autor

Gustavo Marcondes

País

Ecuadorequador-aspect-ratio-276x276

El Museo Nacional del Ecuador presenta la exposición “DIVERS[ ]S: facetas del género en el Ecuador prehispánico”

MUNA_Diversos

Después de un año de trabajo interdisciplinario, el Museo Nacional del Ecuador (MuNa), inaugura la exposición DIVERS[ ]S: FACETAS DEL GÉNERO EN EL ECUADOR PREHISPÁNICO. Esta propuesta curatorial propone, entre otras, una nueva aproximación a temáticas como la división sexual del trabajo, la relación entre sexualidad y opresión, a partir de la relectura iconográfica de un selecto grupo de piezas arqueológicas de la región Litoral. La muestra estará expuesta durante 4 meses.

Los estudios de género en las sociedades prehispánicas del actual Ecuador son escasos, abarcan un amplio rango de conceptos tales como roles de género, identidad sexual, preferencias sexuales. Con aproximaciones como la que se propone en esta nueva exposición temporal, es posible abordar temáticas como la diversidad sexual, el origen de las estructuras patriarcales, entre otras.

Para ello, la muestra – trabajada sobre la base de la investigación de María Fernanda Ugalde y Hugo Benavides y curada por el Alejandro López (historiador) y los arqueólogos Santiago Ontaneda y María Fernanda Ugalde -, propone tres ejes: Los inicios del arte figurativo – Representaciones femeninas y ritualidad en el Formativo; Estratificación social y patriarcado –Las sociedades del Desarrollo Regional; Y, Las percepciones del género en el pasado a través del análisis iconográfico de las figurillas de la Costa ecuatoriana.

“Se han seleccionado piezas que van a ser de gran interés tanto para quien se aproxima por primera vez, como para los expertos. Hay piezas de las culturas Valdivia, Chorrera, Machalilla, La Tolita, Jama Coaque, Bahía, Guangala y Manteño-Huancavilca que interpelan en torno a una diversidad de géneros y estratos sociales. Además, se incluyó un área de interpretación donde el visitante se acerque de manera lúdica a los objetos y se anime a proponer su propia lectura”, precisa Alejandro López.

En términos museográficos, el relato museal tomó cuerpo a través de una atmósfera íntima y lúdica lograda a partir de la combinación de vitrinas, colores, textos, luz, entre otros elementos museográficos. “Ser claros y rigurosos en la explicación; y, facilitar el recorrido y la lectura en medio de las más de 150 piezas que conforman la muestra fue el reto”, dice Gabriela Santander, museógrafa del MuNa.

Y añade que el conjunto de bienes arqueológicos que contiene cada vitrina desarrolla un tema que a la vez es parte de un bloque. “Esto ayuda a establecer asociaciones entre los objetos y abre la posibilidad de interpelar al visitante a partir de los objetos desde una mirada muy crítica como es la de género”, concluye.

Charlas interdisciplinarias, recorridos especializados, intervenciones artísticas serán, entre otras las actividades de la agenda que acompañará esta nueva exposición

Está utilizando un navegador obsoleto. Por favor actualice su navegador para ver este sitio correctamente.